GoPro invade con ‘Karma’ el mercado de los drones

Karma

Karma
7.75

Relación Calidad/Precio

7/10

    Resistencia

    8/10

      Alcance

      8/10

        Autonomía

        9/10

          Pros

          • Incluye estuche
          • Alto alcance

          Cons

          • Muy pesado
          • Precio alto

          GoPro ha decidido entrar en el mercado de los drones a lo grande. “Si ya fabrico las mejores cámaras de acción del mercado, por qué no fabricar también el dispositivo que las pueda portar” pensarían los jefazos de la compañía norteamericana. El resultado de esta incursión en el ya de por si competido mercado tiene nombre, ‘Karma’ y el eslogan con el que definen a su drone es “más que un drone”. Una frase que invita a pensar que el ‘Karma’ incorpora alguna característica inusual en un dron pero nada más lejos de la realidad ya que la única novedad es la posibilidad de extraer el estabilizador y acoplarlo a la empuñadura ‘Karma Grip’.

          El precio no es para todos los bolsillos y se sitúa entre los más caros del mercado, 869 euros sin cámara y estará disponible en nuestro país a partir del 23 de octubre. Es compatible con las GoPro Hero 5 Black, Hero 5 Session y la Hero 4, por lo que si ya disponemos de una de ellas, no será necesario adquirir una cámara.

          Portabilidad: ¿Qué te impide llevarlo?

          Los diseñadores de ‘Karma’ querían que fuese ligero pero sobre todo portable para así poder llevarlo con nosotros allá donde vayamos, fuesemos a utilizarlo o no. Por eso se centraron en fabricarlo con unas dimensiones reducidas, lo más ligero posible y plegable de manera que todo su equipamiento, controlador, dron con estabilizador y ‘Karma Grip’, puedan encajar dentro de un estuche que puedes guardar en la mochila deportiva Keeper (no incluida). Las dimensiones desplegado del ‘Karma’ son 303x411x117mm y plegado 365,2×224,3×89,9mm y pesa poco más de un kilogramo, 1006 gramos. El peso es bastante elevado ya que dobla el del Bebop 2 o el Phantom 4 que tienen un peso de 500 gramos. Los creadores del ‘Karma’ también han puesto solución a un problema muy frecuente en algunos de los drones de la competencia, que las hélices apareciesen en las grabaciones, situando el estabilizador en la parte frontal del UAV.

          Karma Grip, una empuñadura desde la que controlar la cámara GoPro

          Empuñadura 'Karma Grip' para el 'Karma' de GoPro

          ‘Karma Grip’ es como han bautizado a la empuñadura a la que conectar la cámara GoPro y desde la que podrás controlar tanto los botones del obturador, como cambiar el ángulo del estabilizador o el modo cámara para así poder grabar tomas estabilizadas y sin vibraciones desde el suelo. Además el ‘Karma Grip’ es compatible con cualquiera de los soportes de los productos GoPro.

          Controlador FPV de gran nitidez

          El controlador del ‘GoPro Karma’ es muy intuitivo, por eso en poco tiempo seremos capaces de controlar nuestra nueva adquisición y si somos primerizos incorpora un simulador donde mediante un tutorial poder aprender y practicar hasta tener la habilidad que requiere. La pantalla desde la que controlaremos el dron una vez lo hayamos perdido de vista es de 5″ con una resolución de 720p y una gran nitidez. Todas las funciones están situadas en la pantalla de manera que se controle como si de un smartphone se tratase.

          Desde el controlador podremos aterrizar, despegar o hacer regresar a la base al dron y con la aplicación ‘GoPro Passenger’, disponible a partir del 23 de octubre para IoS y Android, podremos trasladar a nuestros amigos abordo de nuestro dron ya que serán capaces de ver a través de los ojos de éste y acompañarnos en nuestras travesías.

          Controlador del drone 'Karma' de GoPro

          Autonomía de hasta 20 minutos y tiempos de carga

          El dispositivo más pesado de un dron, es su batería y en este caso el ‘Karma’ carga con una batería de Li-Po de 5100mAH que se traduce en cerca de 20 minutos de tiempo de vuelo, 5 minutos menos que los drones del mismo segmento de precio como el Bebop 2 o el Phantom 4 de DJI.

          La batería del ‘Karma’ demorará una hora hasta estar completamente cargada, la del controlador dos horas y media y el ‘Karma Grip’ que también ha de ser cargado requerirá mínimo otras 2 horas para estar cargado.

          Alcance y velocidad máxima

          Pese a que las reglas referentes al alcance son bastante restrictivas en nuestro país, el ‘Karma’ tiene un alcance de 1000 metros y podrá elevarse en el aire hasta los 4500 metros. La velocidad máxima que puede alcanzar es de 56km/h y el fabricante indica que es capaz de resistir rachas de viento de 35km/h sin perder la estabilidad.

          Vídeo del ‘Karma’ de GoPro en funcionamiento

          Contenido de la caja del ‘Karma’

          1x Drone ‘Karma’
          1x Controlador
          1x Estabilizador y arnés
          1x Cargador USB
          1x Batería de Litio 5100mAh
          1x Karma Grip
          1x Estuche
          1x Anillo de montaje
          6x Hélices